¿Quién fue realmente Leonor de Aquitania?

Nuestro hotel debe su nombre a Leonor de Aquitania. Muchos de los historiadores que han tratado el tema de la conquista de Cuenca, al hablar del rey que logró llevar a cabo tal hazaña, Alfonso VIII, aseguran que ella fue su esposa. El error no ha quedado sólo en el hecho histórico en sí, sino que, además de nuestro Hotel, la ciudad tiene un coro polifónico de referencias a dicho nombre . Sin duda se trata de un error en el que cayeron los primitivos historiadores pero que, a fuerza de ser repetido, se ha convertido en leyenda.

leonor-aquitania00

La realidad histórica nos lleva a una mujer de la Edad Media con una vida controvertida como pocas, especialmente si tenemos en cuenta que era una fémina. Hija de Guillermo X de Aquitania, heredó de su padre dicho ducado, así como el condado de Poitou. Fue reina de Francia al desposarse con el rey Luis VII, y después, divorciada de él, se casó con Enrique II de Inglaterra. De esta forma llegó a emparentar con dos de las dinastías más poderosas de Europa del siglo XII, los Capetos franceses y los Plantagenet ingleses. Pero una mujer de aquella época, cuando lograba destacar de verdad, era acosada por muchas envidias, que hicieron que de su vida naciera una leyenda oscura de inmoralidad.

Entonces, ¿quién fue la verdadera esposa de Alfonso VIII? Fue precisamente la hija de ésta, y que compartía con ella su mismo nombre de Leonor. Precisamente para diferenciarla de ella se le ha dado históricamente el nombre de Leonor de Inglaterra.

Leonor de Inglaterra o Leonor de Plantagenet, nació en Septiembre de 1.161 en la ciudad normanda de Domfront. Era la sexta hija del matrimonio entre Leonor de Aquitania y Enrique II.

En el año 1.170, en la ciudad de Burgos, contrajeron temprano matrimonio el futuro Alfonso VIII y la hija del rey de Inglaterra. Del matrimonio nacieron gran cantidad de hijos , no menos de diez, entre varones y hembras. Leonor aportó como dote de boda el condado de Gascueña que Alfonso no pudo nunca anexionar a la corona de Castilla, pero sí es cierto que numerosos caballeros Gascones vinieron a la península para ayudar a su señor en la lucha contra los moros. Intervinieron en la conquista de Cuenca, y fundaron algunos lugares como Gascueña, Gascas (hoy hundido bajo las aguas del pantano de Alarcón), los Gascones (despoblado en el término de Valparaíso de Arriba) y Gascañuela (despoblado cercano a Alcohujate).

Educada en una corte mucho más culta que la castellana, rodeada de artistas, no dejó de influir en la naciente cultura que aquí estaba empezando a desarrollarse. La corte de Leonor fue una importante vía de entrada en España de la cultura del Císter, como lo demuestra el burgalés monasterio de las Huelgas, fundado por los reyes, y la nueva catedral que se estaba edificando en Cuenca, la ciudad que a partir de su conquista a los moros, en el año 1.177, fue la mirada de los jóvenes monarcas.